Máquina expendedora inversa: la sorpresa recicladora que me encontré en EE.UU.

16 de febrero, 2024
Máquina expendedora inversa

Si queremos alcanzar un Chile Sin Basura, debemos buscar nuevas soluciones que nos permitan reducir la cantidad de residuos que llegan a vertederos, y una de las mejores formas de encontrar ideas nuevas es viendo qué tipo de iniciativas se están desarrollando en otros países. ¿Cómo reciclan en otras partes del mundo?

Por suerte, desde los cuarteles generales de Chile Sin Basura contamos con alguien que puede contarnos de primera fuente cómo reciclan en otro país. Benjamin Cruz es coordinador de contenidos digitales en Kyklos, y actualmente vive en Ithaca, un pueblo al norte del estado de Nueva York, en Estados Unidos. Aquí nos cuenta algunas formas en que recupera sus residuos desde el otro lado del planeta.

Tierra nueva, residuos nuevos.

Cuando nos mudamos a Estados Unidos, una de las cosas que más me preocupaba era volver a aprender cómo hacerme cargo de mis residuos. Tenía dominado el sistema chileno, conocía bien qué residuos eran aceptados en nuestros sistemas de reciclaje y cuáles no; tenía localizado el punto verde más cerca de mi casa, donde llevaba plásticos, vidrios, latas y tetrapak semanalmente; e incluso, contaba con un servicio con el que recuperaba mis residuos orgánicos. Pero aquí, en las granjas del descampado norteamericano, las cosas eran distintas, ¿siquiera existen los puntos limpios en este país? Yo al menos todavía no me he encontrado con ninguno.

punto verde kyklos

Extraño mi punto verde Kyklos :(

A medida que pasaron las semanas, alrededor de mi basurero en la cocina se acumulaban envases vacíos (¡pero limpios y secos!) como latas de bebida, botellas de cerveza, bidones de agua y decenas de cajas de cartón, muy acorde a un reciente cambio de casa. Habíamos llegado a fin de mes, así que me tocaba hacer las compras en el supermercado. Iba un poco nervioso, porque sabía que ya no me quedaba mucho espacio para acumular envases, y realmente no quería que terminaran en la basura, pero eso no podía impedirme comprar los productos que necesitaba para la casa. Por suerte fue justo ahí, al entrar al supermercado, donde pensé que solo iba a consumir, que encontré la forma más fácil de reciclar que había conocido en mucho tiempo.

Máquina expendedora inversa: como las retornables, pero para reciclar

El método es simple, eficiente, y cuenta con buenos incentivos, tanto para que la gente vuelva a recuperar sus envases cada vez que va de compras, como para que las empresas implementen estos sistemas dentro de sus tiendas. En la entrada de casi todos los supermercados acá en Estados Unidos hay una “máquina expendedora inversa”. No es que sean una increíble nueva tecnología, de hecho en Chile varios las conocemos (quizás los más jóvenes no, solían ser más populares), pero en nuestro país solo se utilizaban para que la gente devolviera los envases retornables de bebidas, mientras que en EE.UU. reciben envases plásticos, de vidrio y latas de aluminio. La idea de estas máquinas es darle una pequeña recompensa a las personas cada vez que devuelvan sus envases, a medida que introduces cada botella vas acumulando dinero, que luego se te entrega en forma de cupones que puedes usar para tu próxima compra.

Máquina expendedora inversa

Hay dos pequeños detalles que realmente hacen que este sistema funcione: primero, las máquinas reconocen los envases por su código de barra, así que no reciben cualquier envase, sino solo aquellos que compraste en el supermercado donde están ubicadas. Esto le da un incentivo a los supermercados para implementar estos sistemas de recolección: si las personas solo pueden devolver envases de tu tienda, preferirán comprar productos solo de tu tienda, para poder comprar y reciclar en un solo lugar. Así, las personas reciben un pequeño descuento en sus compras y los supermercados pueden fidelizar clientes, y al mismo tiempo, todos aportan a reducir los residuos que generamos. 

El segundo detalle importante se encuentra mucho antes de que decidas ir a reciclar los productos, si no que aparece cuando los estás comprando. En la boleta del supermercado, te encontrarás con el listado de lo que compraste, pero debajo de cada ítem aparecerá también el costo de su envase, ilustrando lo que realmente estás pagando al comprar este producto y enseñando la cantidad que luego se te devolverá cuando lleves el envase a la máquina expendedora inversa. Así, la tienda educa a sus clientes sobre el costo agregado que tienen los envases, que luego pueden transformarse en residuos, y los invita a recuperar este costo a través del pequeño esfuerzo que significa llevarlos de vuelta hasta el punto de acopio.

Máquina expendedora inversa

En fin, desde que descubrí este nuevo sistema, cada vez que voy a hacer las compras del mes al super, llevo los envases de la compra que hice el mes anterior, y logro ahorrarme un par de dólares en la cuenta. Me encantaría algún día ver este sistema implementado en Chile, aún quedan supermercados con al menos una máquina expendedora inversa de envases retornables, ¿será muy complicado adaptarlas para que reciban residuos? 

¿Quieres ver una máquina expendedora inversa en acción? ¡Revisa el video que hicimos donde Benja nos explica cómo funcionan!

¡Si quieres aprender más sobre otras innovaciones del mundo del reciclaje, súmate a nuestro desafío y lleguemos juntos a un Chile Sin Basura!

Comparte este artículo