Vuelta a clases sin basura: Tips para ahorrar y cuidar el planeta

19 de febrero, 2024
Vuelta a clases sin basura

Con marzo a la vuelta de la esquina, la preocupación por el medio ambiente se suma a las ocupadas agendas de padres que deben retomar la rutina escolar y se preguntan ¿Cómo tener una vuelta a clases sin basura? Para facilitar la hazaña se pueden planificar simples acciones como: hacer trueque, reparar y reutilizar; para así disminuir el consumo y el desperdicio innecesario. 

Al comprar útiles escolares, el consumo consciente  implica comprar menos y mejor: los padres pueden optar por productos hechos de materiales reciclados, que sean reciclables, y buscar productos duraderos, reduciendo así la demanda de recursos naturales y la generación de residuos. El reciclaje textil y la reparación de uniformes y mochilas es clave para que no terminen en vertederos o en el Desierto de Atacama. Además, es una oportunidad de promover la economía circular, al comprar e intercambiar uniformes o libros de segunda mano en buen estado; se pueden organizar instancias como bazares o ferias de trueque que ahorran plata y acercan a la comunidad escolar. Finalmente, tenemos una tremenda oportunidad de hacer un aporte social al donar lo que está en buen estado y ya no usaremos. Todas estas acciones pueden contribuir significativamente a la reducción del desperdicio y, de paso, ahorrarnos algunos gastos en un mes tan complejo como marzo.

Aquí algunos tips para tener una vuelta a clases sin basura:

¿Todavía está bueno, pero está roto? REPÁRALO

  • Puedes intentar hacerlo tú mismo, cosiendo rodilleras o parches en ropa desgastada. 
  • Encuentra datos de reparación en todo Chile en el directorio de Repara Lab
  • Falabella y París tienen talleres para reparar en algunas de sus tiendas.

 

¿Está en buen estado, pero ya no lo usas? CÁMBIALO O DÓNALO

  • Arma grupos o chats de apoderados y hagan trueque de uniformes y útiles.
  • Organiza un evento tipo bazar circular de intercambio en el mismo colegio o jardín.
  • Regala lo que no te sirve a personas que puedan usarlo, evitando consumo innecesario. 
  • Green Libros recibe libros y textos para donarlos a fundaciones. Encuentra puntos aquí

 

¿Está en mal estado? RECÍCLALO

  • Muchos útiles escolares son material reciclable, segrega y asegúrate que no vayan a la basura. Mira nuestro reel de reciclaje de cuadernos.
  • Varios puntos limpios municipales reciben cuadernos y libros antiguos. Revisa nuestro Mapa Verde para encontrar tu punto más cercano
  • Ecocitex recibe ropa y la transforma en hilado.

 

¿Tienes útiles del año anterior?: REUTILÍZALOS

  • Cada año las listas piden los mismos materiales, haz un inventario y revisa qué cosas se pueden volver a usar un año más para evitar comprar de más y botar de más.
  • Con los descartes puedes armar una caja de materiales reciclados (cartulinas recortadas, cajas de cartón, retazos de tela, etc), que servirán para las clásicas manualidades.

 ¿Ida y vuelta al colegio? REDUCE TU HUELLA

  • Prueba medios de transporte sostenibles como caminar, andar en bicicleta o usar el transporte público, para reducir emisiones y tener un estilo de vida más activo y saludable. 
  • Organiza turnos o carpooling entre apoderados así reducimos los autos y tacos, además de las emisiones de gases contaminantes.

¿Empaques de colaciones?  EVITA PLÁSTICOS DE UN SÓLO USO

  • Al preparar los almuerzos y colaciones usa empaques y cubiertos reutilizables en lugar de envases desechables. 
  • Reemplaza los típicos papel film plástico y de aluminio por envoltorios de tela o tuppers que pueden usarse todo el año.  Existen también empaques de papel ecológico de cera de abeja que tienen propiedades antibacterianas naturales y duran todo el año. Aquí algunas opciones: Allbnat y EnvuelBee

Recuerda siempre que el mejor residuo es el que NO se genera

En resumen, el inicio del año escolar en Chile ofrece una oportunidad para tener una vuelta a clases sin basura, cambiando antiguos hábitos por otros más sostenibles podemos cuidar el bolsillo y el planeta. Acciones simples como el reciclaje, la reutilización y la reparación, no solo benefician al medio ambiente, sino que también tienen un impacto positivo en la economía local y en la comunidad. 

¡Si somos muchos, con pequeñas acciones logramos grandes cambios!

Comparte este artículo