Nuestra basura hace un largo viaje desde nuestras casas hasta las plantas de reciclaje, por eso deben prepararse antes de llegar a la fábrica donde se les dará un nuevo uso. El proceso para reciclar los materiales por lo general implica descomponerlos hasta sus elementos básicos, para poder reutilizar su materia prima en la confección de nuevos productos. Aquí te diremos cómo hay que tratar tus materiales antes de llevarlos a la planta de reciclaje, para que su procesamiento sea lo más fácil posible.

Plástico

Los productos plásticos suelen ser de los más complejos para reciclar, debido a que existen distintos tipos de plástico que requieren tratamientos diferentes. Por ejemplo, al reciclar botellas plásticas, hay que separar las tapas del resto de la botella, ya que ambos elementos están compuestos de polímeros (una palabra elegante para decir plásticos) diferentes. Además se deben quitar las etiquetas y enjuagar, ya que restos de comida podrían contaminar el proceso de reciclaje.

Vidrio

Al igual que los plásticos, existen muchos tipos de vidrios, y no todos pueden ser reciclados. Los vidrios de las ampolletas, tubos fluorescentes y espejos no pueden reciclarse debido a que tienen ciertos químicos que intoxican el material, por lo que debes separarlos antes de reciclar tus vidrios. Aquellos vidrios que si se pueden reciclar, como botellas, hay que quitarles etiquetas y lavarlos, para que no contaminen el proceso.

Papeles y cartón

Típicamente estos son los materiales que están más contaminados, ya que casi siempre se desechan con pequeñas piezas pegadas, como corchetes, clips o cintas adhesivas. Además, no se pueden reciclar si tienen manchas de aceite (un clásico caso son las cajas de pizza), ya que el proceso de reciclaje consiste en transformarlos en una pasta, la cual se contamina si se encuentra con otro líquido.

Uno de los grandes obstáculos para el reciclaje en el mundo es la contaminación de los materiales. Uno de cada cuatro productos que se reciclan terminan en un vertedero de todas formas ya que están demasiado contaminados como para ser procesados en una planta, pero con estas rápidas indicaciones, el 100% de tu reciclaje será un aporte a nuestra meta.