En el año 2019, el Ministerio de Medio Ambiente, en conjunto con el Ministerio de Economía, la Corporación de Fomento de la Producción y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, iniciaron el desarrollo de un amplio proceso participativo que derivó en la publicación de la actual Hoja de Ruta para un Chile Circular al 2040.

El proceso participativo contó con la presencia de diversos actores en distintas instancias. Constó de 4 talleres regionales de participación temprana, un Comité Estratégico compuesto por 33 actores de los mundos público, privado, academia y sociedad civil y 11 mesas temáticas que contaron con la participación de más de 140 actores.

La visión de la hoja de ruta es que, al año 2040, la economía circular regenerativa impulse a Chile hacia un desarrollo sostenible, justo y participativo que ponga el bienestar de las personas al centro. La meta es construir una sociedad que usa, consume y produce de manera sostenible y consciente, fomentando la creación de empleos verdes y oportunidades para personas y organizaciones a lo largo del país.

La economía circular constituye un cambio profundo en las formas de producción y consumo. Plantea la necesidad de dejar atrás la lógica lineal del extraer-producir-consumir-botar, para avanzar hacia un modelo en que los residuos y la contaminación se eliminan desde la etapa de diseño, los productos y los materiales que entran en el ciclo económico se aprovechan durante el mayor tiempo posible o incluso de forma indefinida, y los procesos económicos regeneran los sistemas naturales en lugar de degradarlos.

Este plan se conecta muy bien con nuestra propia hoja de ruta, que busca construir primero una comunidad sostenible que lleve adelante los cambios personales. Dentro de los próximos años esperamos potenciar las políticas públicas que generen cambios estructurales que ayuden a las personas.

Si quieres descargar la hoja de ruta entra aquí

Si quieres sumarte a nuestra comunidad, y aportar a nuestro viaje hacia un Chile Sin Basura al 2040, entra aquí.