El programa, que se desarrolla en otras siete comunas de las regiones del Biobío y La Araucanía, busca crear conciencia sobre el reciclaje y el medioambiente reutilizando residuos para evitar que terminen en vertederos y rellenos sanitarios. La iniciativa es impulsada por CMPC con el apoyo de Kyklos y en colaboración con el municipio de Yerbas Buenas.

“Vengo de una generación donde no había mucha conciencia de reciclaje, llegábamos y botábamos. Con las nuevas generaciones, empezamos a conocer más y me alegro de que el municipio haya levantado un trabajo al respecto. Me parece tremendamente importante y es algo que hay que agradecerlo”, cuenta Mirta Vásquez, presidenta de la Agrupación Comunal de Mujeres de Yerbas Buenas.

En el Complejo Cultural Criollo de esa comuna se dio el vamos oficial a la iniciativa Desafío Yerbas Buenas Sin Basura, programa de CMPC con el apoyo de Kyklos y en colaboración con el municipio de la comuna. A la actividad asistieron el alcalde de la ciudad, Luis Cadegan, representantes de CMPC y Kyklos, y los gestores locales que estarán a cargo de reciclar los residuos.

“Como habitante de Yerbas Buenas quedé sorprendido de que CMPC se haya interesado en una comuna limpia, me parece muy bien. Ojalá sigan haciéndolo, y nosotros apoyándolos en lo que podamos. Invito a todos los vecinos a que reciclemos porque así evitamos contaminar el planeta, es importante eso para las generaciones que vienen”, afirma José Zúñiga, presidente de la Junta de Vecinos N°4 Coironal de Yerbas Buenas. 

De esta forma, la comuna será la primera de la región del Maule en sumarse a este desafío del cual ya son parte Los Ángeles, Nacimiento, Mulchén, Laja y Collipulli, y que próximamente se sumarán Negrete y San Rosendo. La iniciativa este año llegó a las 50 toneladas de desechos reciclados desde que comenzó el programa en 2019.

El alcalde de Yerbas Buenas, Luis Cadegan, sostuvo que “este no es un trabajo que tenemos que hacer solo nosotros, si no toda la gente. Ellos tienen que integrarse, sobre todo los dirigentes vecinales, que son autoridades, tienen que motivar e incentivar a la gente para que así veamos, con este desafío, una comuna más limpia”.

Comuna Sin Basura es un proyecto que nació con el fin de generar conciencia y cultura de reciclaje a través de la colaboración de los municipios y la formación de gestores locales. Gracias al trabajo realizado por los vecinos de las comunas que son parte de este programa, se han logrado reutilizar residuos tales como latas, vidrio, plásticos PET, papeles y cartones. 

La comuna de Yerbas Buenas, que cuenta una población estimada de 19.200 habitantes, en 2021 produjo más de 4 toneladas y media de basura y tiene una generación per cápita de residuos es de 0.6 kg por día. Actualmente cuenta con un sistema de gestión de residuos sólidos domiciliarios, los cuales son dejados en un relleno sanitario propio, aunque se hace difícil que el servicio de recolección de basura pueda abarcar la totalidad de la comuna debido a su ruralidad. 

Felipe Alveal, subgerente de Asuntos Corporativos de CMPC, explicó que “este proyecto es tremendamente beneficioso para cada una de las comunas porque da respuesta a las necesidades que tiene la comunidad para cuidar el medio ambiente y tener un buen manejo de la basura. Los beneficios de este programa tienen que ver con el trasmitir la importancia que tiene el reciclar y reutilizar los residuos, además del trabajo en conjunto con el municipio”.

La iniciativa también buscará vincular a establecimientos educacionales de la comuna con el reciclaje, generando conciencia en los estudiantes y haciéndolos participes de esta, así como también a los habitantes de Yerbas Buenas.